Registrate acá

Ilario Saba

 

Aquí un retrato del célebre actor porno italiano Ilario Saba, cuya carrera vio prematuramente terminada debido a un trágico suceso el 6 de septiembre de 1987 en la ciudad de Bogotá, Colombia.

Contratado por un productor colombiano de dudosa reputación y cuyo trabajo estaba siendo financiado por uno de los más peligrosos capos de la droga, Saba llegaría a la ciudad el jueves 3 de septiembre a las 8 de la noche en un vuelo proveniente de Panamá, en donde se encontraba trabajando en otra de sus películas.

Saba, conocido sobre todo por sus controvertidas escenas coprotagonizadas por mujeres indigentes reales y también por su estricta política de no usar preservativos, pasaría los siguientes días conociendo la capital del país y asistiendo a toda clase de fiestas y reuniones. Aunque las grabaciones estaban planeadas para el sábado en la mañana, gracias a una fuerte resaca y al abuso de la cocaína fue necesario posponer el rodaje para el día siguiente.

Así pues, el domingo en horas de la mañana se instalaría el equipo de producción en la locación que, debido a exigencias del patrocinador, se encontraba en una casa invadida en el antiguo barrio El Cartucho. Allí se grabaría una escena del popular “glory hole” en donde el actor debería introducir su pene a través de un pequeño agujero en la pared. Del otro lado la actriz natural, y habitante del lugar tendría que hacerle sexo oral, vaginal y anal a cambio obviamente de una mínima recompensa económica.

El excéntrico actor llegó al set completamente dopado por el alto consumo de cocaína.

El productor y Saba discutieron fuertemente en frente del equipo de producción acerca de la incapacidad de Ilario de tener una erección, una condición natural derivada del uso excesivo del estupefaciente. El alboroto llamó la atención de todos concentrándose en la misma habitación. Incluso la indigente estaba ahí.

Al parecer, y en palabras del mismo actor, en una arrebato de ira e ignorancia, Ilario Saba introdujo su flácido miembro en el agujero alegando estar en condiciones de trabajar. Según su relato, el tajo fue tan rápido y limpio que ni siquiera sintió dolor hasta unos minutos después. Del otro lado de la habitación alguien usó una navaja de fabricación casera para cercenar 25 de los 28 centímetros genitales que asomaban en la pared. Por supuesto, el agresor desapareció al instante y nadie pudo encontrarlo jamás. Tampoco se volvió a saber nada de su pene.

Hay quienes dicen que esa noche la indigente y sus 6 hijos volvieron a comer carne después de varias semanas de abstinencia, algunos afirman que el miembro del actor fue molido y vendido como salchichón en los alrededores. Hubo incluso quien aseguró que el responsable financiero del proyecto montó toda la charada de la película para hacer venir al actor y poder quedarse con sus genitales en una oculta obsesión pasional por él. Por supuesto, esa persona apareció un par de días después colgando de un puente con su propio pene en la boca.

En cuanto a Ilario, se negó a salir del Cartucho hasta que encontrara su miembro amputado. Años después, un antiguo amigo extranjero lo sacaría del barrio en el que se sumió en la droga. Luego de eso sería internado en una prestigiosa clínica de rehabilitación cerca de la capital. Es allí en donde a sus 47 años accedió a que lo retratara.

 

Ilario Saba
Andrés Ardila
2013
camarindo@hotmail.com